Más pan

La cuasi verdad es que hoy solo quería mostrar este pan que ha quedado muy chulo y me viene muy bien para poner al día este blog, al que tengo un tanto abandonado.
¿De dónde sacará el tiempo el personal? (esto hay que leerlo poniendo música de Javier Krahe para captar todo su significado).

dos panes

dos panes

Sigue leyendo

Promesas al horno

Ayer, como tantos otros ayeres, dediqué unas cuantas horas del día a reponer los bollos para el desayuno, que a decir verdad, más que bollos para el desayuno parecen bollos para todo el día, porque desaparecen a una velocidad solo comparable a la de esas promesas horneadas y bien presentadas que antes de ser catadas ya se han esfumado dejándote con una expresión en el rostro a su vez comparable con la cara de un besugo o un sapo de gran tamaño ¿Comorrr?.

Tan solo encuentro una diferencia: cuando repongo los bollos acostumbro a hacerlo por otros semejantes y en todo caso, por eso de darle un toque novedoso (para mí, porque por aquí siempre me piden lo mismo ¡Qué pesados! ¿y qué de mi creatividad?), les cambio la forma o algún que otro ingrediente, pero poca cosa.

Por ejemplo, ayer hice una versión diferente del suizo, la misma masa con forma de trenza. Mi idea era hacerlo con forma de catedral  para ser más original, pero pronto me di cuenta de que me falta experiencia.

atando cabos

atando cabos

Sigue leyendo