Y tras la calma… llegó la tempestad

Qué bien, ya tengo el título, a ver ahora de qué escribo: Ummm, bueno, pues, estaba yo…

Eso es, estaba yo divagando sobre estos días pasados, y más concretamente, sobre estas  navidades pasadas, y sentía, que muy al contrario de lo que a muchas personas más y/o menos cercanas les sucede, a mí estas fechas todavía me proporcionan una muy agradable sensación de sosiego, de calma. Me sucede siempre, es como si entrara  en un periodo de hibernación. Parece algo casi imposible viniendo del 2012 tan maltrechos y entrando en el 2013 tan desbocados, pero así es, no lo puedo evitar.

hoy me disfrazo de superwoman

hoy me disfrazo de superwoman

Sigue leyendo

Qué churro de pan

Como tengo la impresión de que siempre estoy fardando de los modelos que salen del horno, hoy he querido mostrar mis debilidades para así no resultar en exceso omnipotente. Por azares de la vida ha caído en mis manos un curso de dirección empresarial financiera y estoy flipando con el lenguaje  y expresiones que se han inventado ad hoc:  “vieja loca”, “perros rabiosos”, “vacas muertas”, bueno no sé si son exactamente así (me falta un décimo repaso) pero más o menos.  También hay niños en crecimiento y adolescentes revoltosos, nichos, fortalezas, amenazas, debilidades, oportunidades y mucho más. Ahora, la que para mi no tiene desperdicio es la expresión “coste de oportunidad”. La primera vez que escuché este concepto ya hace algunos años, casi me desmayo. Estos ingenieros financieros son tan listos que han encontrado la fórmula  mágica para ponerle precio a todo, no solo al aire que respiramos, como algunos comentan, sino también al que no respiramos.

Pan de trigo de masa madre algo desfondado

Sigue leyendo

¿Desayunamos?

¿Cómo es posible saltar de la cama, tomarse un café a toda prisa y salir corriendo a toda pastilla hacia el trabajo?. Ni en mis más “madrugadoras” jornadas, me he permitido semejante dislate. De acuerdo, cuesta un gran esfuerzo, pero  salir de casa llevándote un buen desayuno entre pecho y espalda es un asunto muy serio.

a mí café, por favor

Sigue leyendo