intenciones

Hablar de intenciones no es fácil, pero sí necesario, no solo para quienes entráis aquí por curiosidad, casualidad o porque conocéis el blog y os gusta, o disgusta, quién sabe. Es necesario en primer lugar, para mí.

Cuando me planteé poner en marcha este blog, creí que todo iba a resultar más fácil. Lo que en un principio me parecía más complicado, que era el uso de la propia plataforma  wordpress, no lo está siendo. Tirando de vez en cuando de buscador y gracias a que es muy intuitiva voy aprendiendo sin mayor problema a utilizarla. Todo un lujo.

Lo complicado ha venido después y no lo esperaba. Ya tengo el blog y sé de lo que quiero hablar, pero ¿Cómo lo enfoco? ¿Por dónde empiezo?

Me encanta el pan y quiero reivindicar su lugar e importancia en la dieta. Quiero trasmitir el mensaje de que pan europeo no es sinónimo de pan de calidad. De que pan de calidad hay muy poco, que se está perdiendo el interés por este alimento tan nutritivo, rico y necesario,  en nombre de dietas absurdas e ideas machaconamente trasmitidas con no sé qué finalidad, de que el pan engorda.

Pero es que además, hay algo que no soy capaz de compartir. Generalmente se habla de la necesidad de crear negocios o proyectos diversificados, no vale con especializarse en un único producto. Tienes que ofrecer pan de trigo, de espelta, de maíz, de centeno, de trigo con aceitunas, de trigo con semillas,  de centeno con plátano, de espelta con patatas fritas, eso como mínimo, para resultar atractivo. Yo no necesito que en la zona cabrales me vendan queso de cabrales con aroma de trufa o sabor pimienta.  Lo único que quiero y aprecio es un buen queso de cabrales, nada más y nada menos.  Ni que en la panadería donde compro el pan cuando voy a Galicia, me vendan pan con sabor a cebolla u otras curiosidades por el estilo, lo que me interesa es dar con un buen pan de la zona y no me hartaré de comerlo todos los días, porque si doy con él, seguro que es insuperable.

Lo mismo sucede con la bollería. Resulta dificilísimo encontrar bollería típica que te sorprenda. La hay y buenísima. Me encanta viajar por España y he procurado hacerlo siempre que he tenido ocasión y casualmente, los  pueblos de los que tengo recuerdos más nítidos,  son aquellos en los que tuve la suerte de dar con alguna panadería de esas que merecen una bendición (a ver si así las protegemos de las almas depredadoras), al margen de que el pueblo fuera más o menos bonito. Aquel bollo era motivo más que suficiente para hacer una parada estratégica en cada viaje.

El vino y el aceite son otras dos joyitas de la gastronomía. Me encantaría encontrar la inspiración para dedicarles algunos momentos. No lo veo fácil, porque, entre panes y bollos, últimamente me queda muy poquito tiempo. Seguro que ese tiempo aparecerá a medida que todo esto empiece a tomar forma. Se me ocurre que una buena entrada podría ser ¿por qué dejamos que los méritos sean de otros?

Y por hoy hasta aquí llego, que de intenciones está el camino lleno y como dice D. Antonio Machado:

“Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar”.

Anuncios

5 pensamientos en “intenciones

  1. Solo decirte que, aunque te conozca un poquito -eso le quita gracia al comentario-, me gusta el enfoque y el estilo.
    En cuanto a la última pregunta, no sé si te refieres a que, debido a la legendaria falta de iniciativa de los españoles, los pocos que lo intentan, triunfan. Es una cuestión numérica.
    Si la cosa no va por ahí y, quizá, te refieras a los méritos que se llevan, en forma de monedas, los del pan europeo y bollicaos te diría que conservar y vender lo bueno cuesta el doble que introducir y vender lo malo, barato, chapuzas y poco saludable que, además, engorda… Misterios!

    • Gracias Javi. Qué bien que te guste, aunque me conozcas “solo un poquito” tu opinión es muy importante para mí (ahora lloro lo justito y saco el pañuelo, snif, perdón). Cuando planteaba esa pregunta estaba pensando en el primer caso del que hablas, en esa falta de iniciativa que hace que otros comercialicen nuestros productos vendiéndoselos al resto mundo como si fueran de su cosecha, Ya sabes a qué me refiero: aceite, vinos. Incluso pienso en la sidra asturiana que en general se hace con manzanas traídas creo que de Inglaterra o Polonia, me tengo que informar. Pero también se puede tratar el segundo punto, todo se andará.

      • Hace 3/4 años (2008) la sidra que se hacía en la zona oriental de Asturias (por el Sueve y demás) la hacían con manzanas traídas de Polonia.
        Al productor asturiano no le salían las cuentas por el precio, entonces, de la mano de obra. Me temo que hoy podremos ver hasta marqueses recogiendo manzanas!…

  2. Será verdad lo que ayer me decía un amigo asturiano?…. Que también se han cargado el queso de Cabrales! Reproduzco sus palabras: “El queso de Cabrales no tiene que desmigarse o romperse cuando lo cortas. Eso pasa porque le meten patata (ahí va! dije yo). El verdadero queso de Cabrales se unta nosecomo (aquí soltó una palabra asturiana que no recuerdo pero que me dejó clara la idea).
    La denominación se ha industrializado en exceso, se ha corrompido, dice…
    Será verdad?…

    • Perfectamente. Yo creo que éste es uno de los problemas que ha traído la globalización. ¿Nos ha aportado algo tener al alcance de todos en cualquier momento y lugar algo propio de otra zona?. Desde luego para mí se ha perdido todo el romanticismo. Además, exceptuando el vino, que en general ha mejorado de calidad, aunque sin duda en muchas bodegas se abusa de tecnología en forma de levaduras seleccionadas y tratamientos de dudosa ética para conseguir características que gustan al consumidor, los productos han perdido calidad. Pero esto no parece importar demasiado a nadie.. A mí el único asunto que me despista es el de los precios. ¿Es tan caro fabricar un queso como dios manda?, porque claro, los bolsillos no andan muy saneados y aunque hay quienes comen choped por desconocimiento, también los hay que lo comen por que no hay pa más.
      Estudiaremos el caso más en detalle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s