sobre mí

Y… por fin doy el salto. Hace muchos, muchos años,  que me ronda por la cabeza la idea de dar otra forma a esa afición que desde siempre me ha acompañado. Empecé haciendo bizcochos y todo tipo de bollos a mis hermanitos cuando apenas tenía doce años y, con el tiempo,  decidí dar solidez  a aquellos primeros ensayos,  que en casa se convirtieron en casi una obligación  ante la insistente demanda de cinco  tragones en pleno crecimiento. Así que,  no solo me aventuré a profesionalizar mis conocimientos de Cocina y Pastelería en el Hotel Escuela San Fernando y en la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de la Comunidad de Madrid sino que, al hacerme mayor,  y descubrir lo muchísimo que me gustaba el vino, me dije a mi misma: “por lo menos a beber con conocimiento, que no vayan a pensar las malas lenguas que esto es por vicio”  de modo que, ni corta ni perezosa, me matriculé en la Escuela Museo de la Vid y el Vino de Madrid, donde además de pasármelo pipa, creo haber aprendido algo de vinos.

Más tarde, por azares  de la vida,  mi devenir profesional se encaminó por otros derroteros, pero en mi espíritu siempre ha campado ese interés por la cocina, que con el tiempo, se ha ido delimitando y orientando  hacia cuatro joyas de la gastronomía: el pan, la bollería, el vino y el aceite de oliva. De los dos primeros creo que puedo jactarme de haberme convertido en una experta artesana; de los dos segundos, una feliz consumidora.

Espero que este espacio consiga encontrar su sitio dentro de esta “nube” viajera.  Y puesto que ya estoy harta de oír ese cliché de que el pan engorda (al tiempo que nos merendamos un “ligerísimo” chorizo asturiano) qué mejor manera de empezar este blog que diciendo:  Que no, que el pan NO engorda.

9 pensamientos en “sobre mí

  1. A mi me sale añadir esto:
    … Que no, que el pan NO engorda. Lo que engorda son las grasas animales -tomadas en exceso- o la bollería industrial (qué pena lo que, a veces, hace la “industria”..)

    • Gracias Javier por tu comentario. Claro que te sale añadir eso, a mí también. Lo de la bollería industrial es tristísimo, igual que la panadería, porque al final sucede los mismo que con la mayoría de las especies no autóctonas traídas para repoblar u optimizar la producción sin tener en cuenta la calidad o los efectos nocivos que tendrán a largo plazo. Acaban desplazando al original hasta el punto de que ya nadie se acuerda cómo era. Algo así como un bollycao frente a un bocadillo de chocolate.

  2. Esta mañana, como cada día, me senté delante del ordenador para buscar trabajo… aburrida y harta de no encontrar nada comencé a buscar recetas y tipos de postres ( cosa que suelo hacer cuando necesito aliviar el bajón de azucar que me produce la situación laboral actual…) y de casualidad llegué a este blog! Quiero agradecerte de todo corazón que te hayas animado a dar el salto! Tienes toda la razón, en algún momento había que atreverse a ofrecer a los demás lo que uno sabe hacer, aquello que le hace feliz! Que por cierto, si la apariencia de tus bollos y panes es proporcional a tu nivel de felicidad debes de ser la mujer más alegre del mundo! Que pinta tienen! Gracias por romper clichés, gracias por acercarnos de manera tan natural y divertida a nuestra gastronomía, a la de siempre, a la que no conoce ni aditivos ni conservantes….
    No dejes de escribir!
    Un saludo!

    • Madre mía, me estoy fabricando una coronita de chocolate. Espero poder ponérmela antes de que se derrita.
      Hombre, alegre, alegre. Se intenta. Pero sí, no he de negar que esto de la cocina da muchas satisfacciones cuando el resultado es bueno.
      ¿De casualidad llegaste a este blog? Qué bien. Existo. Luego vivo, aunque sea en los arrabales de la red, esto tiene vida. Y mientras haya vida, hay esperanza.
      Es que no sé que decir ante tanto elogio, me ruborizo y digo tonterías.
      Muchas gracias por tu comentario y espero que encuentres trabajo muyyyyyyyy pronto. Aunque bien pensado, no sé, no sé, a ver si entonces me dejas de leer.

  3. Estoy de acuerdo contigo. El pan no engorda. El que engorda es uno.

    Hace unos quince años o algo más, yo trabajaba en una panadería judía en Richmond Hill, en las afueras de Toronto, Canadá. Mi oficio allí era elaborar panes especiales de salud y algunos adaptados a ciertas intolerancias y necesidades especiales.

    Recuerdo a una señora que me pedía un buen pan “sin grasa” (fat free, en inglés.) Yo le prometí que lo haría. Pero también le pregunté: “¿Cómo come usted su pan señora? Si usted corta una tajada, la tuesta y luego la cubre con una capa de mantequilla de dos milímetros de espesor, de poco le valdrá el pan “sin grasa.”

    Aquí en Canadá existe la costumbre de comer el pan con mantequilla. A todo pan le ponen mantequilla; ¡Aún al pan dulce de Navidad! Cuando los veo hacer eso con mi pan dulce, me siento herido.
    (Carlos Perrone. http://www.pannaturalysaludable.com.)

    • Qué apetecible oficio!. El título del blog es resultado de lo que veo a mi alrededor, gente que engorda y engorda porque son incapaces de controlar su impulso de comer o porque se alimentan fatal y a la menor de cambio te dicen “no por favor, a mi pan no que engorda”, y sin embargo no tienen ningún reparo en acompañar la comida con una calórica coca cola y luego pedir sacarina para el café o efectivamente, a una pizza comprada añadirle el doble de queso y un poco de salchichón para que sea más sabrosona. A mí que la gente engorde me parece muy bien si se encuentran a gusto, el problema es que no suele ser así.
      De todos modos, cada vez me doy más cuenta de que tengo muchísimo que aprender sobre nutrición y en concreto el tema de las intolerancias me parece especialmente interesante. En cuanto tenga la menor oportunidad tengo intención de aprender más sobre todo esto para poder hablar con más fundamento.
      Muchísimas gracias, por tu comentario.
      Y por cierto, he encontrado mucha información interesante en tus artículos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s