La economía del pan

Hoy, echando un vistazo a los últimos tuits de los tuiteros a las que sigo,  me he encontrado este sencillo artículo que me ha gustado mucho, pues entre otras cosas, como tantas veces he dicho, para mí la cocina es un magnífico lugar donde hablar y conversar de casi todo y éste es, sin duda, un buen tema de conversación.

panes y rosquillas

panes y rosquillas

(Para no dejar esta entrada huérfana de imágenes os subo ésta que corresponde a mis últimas producciones. Como podéis ver, más de lo mismo porque, debo reconocer, es lo que más me gusta hacer).

Pan de centeno

Como hay que ser consecuentes con lo dicho y como creo que hacer esperar es de muy mal gusto, aunque haya quienes piensen que esto les da empaque y dignidad (y curiosamente se suben por las paredes cuando les toca esperar), aquí va esta receta de pan de centeno.

otro pan para el...cómo diríamos "¿repositorio?"

otro pan para el…cómo diríamos “¿repositorio?”

Sigue leyendo

Galletas de arroz y avena

La entrada de hoy es solo para dejar constancia de un hecho insólito. Resulta que ayer alguien trajo a casa unas galletas de esas dietéticas, “galletas Digestive”, pone en la caja. Estoy segura de que si en vez de digestive pusiese integrales o digestivas, el concepto quedaría bastante más claro, pero como viene siendo habitual, no procede saltarse el marketing. Pues bien, un poco a regañadientes, dado que últimamente estoy de lo más radical y no soporto que entre en casa nada industrial que pueda hacerse en horno propio, probé una de estas galletas y la verdad, están bastante ricas. Así que levante el veto y opté por dar licencia para su entrada libre en casa. Pero hoy he mirado los ingredientes y  he decidido, acorde con los nuevos tiemposrevocar mi decisión con total impunidad, .

galletas de avena y arroz

galletas de avena y arroz

Sigue leyendo

De paseo por el sur

Como siempre, búsqueda a última hora de casa rural o lugar donde pasar dos o tres noches por algún punto de la geografía española no demasiado distante de Madrid. Como siempre, misión imposible. Todo lleno.
En esta ocasión me reconforta pensar en todos aquellos que se dedican a este negocio, quienes deben estar pasándolas canutas, y me resigno pensando en que cualquier otro fin de semana todo será más fácil y económico.
Pero mira por donde, el miércoles 27 a las dos de la tarde damos con un alojamiento supereconómico libre en la provincia de Granada, de modo que  a las tres, con un equipaje improvisado que en mi caso, como de costumbre, parece que me estuviera yendo para un año,  estamos saliendo de Madrid rumbo al Valle de Lecrin.

y a nuestra espalada Sierra Nevada, que estaba muy nevada

y a nuestra espalada Sierra Nevada, que estaba realmente nevada

Sigue leyendo