Membrillos de Santa Cruz de la Zarza

Fijaos en lo que me he traído de Santa Cruz de la Zarza. Pues me los han regalado. Bueno a mí no, a mi madre. Pero como le echa bastante cara, ayer, al dejarla en la puerta de su casa cuando llegamos del pueblo, me dice: “los membrillos te los llevas tú ¿no?”. Lo que traducido al lenguaje directo significa “el membrillo lo haces tú ¿no?”. ¡Nueve horas haciendo membrillo!, Esto sí que es amor.

¿cuántos kilos habrá?

Sigue leyendo

Anuncios

Menuda empanada

La de la foto y la que tienen algunos. Realmente me gustaría hablar de la empanada de la foto, pero la razón de esta entrada no la encontré mientras nos merendábamos, unos amigos y yo,  plácida y animosamente ésta y otras viandas que podéis ver quienes os atreváis a hacer clic en este interesantísimo post.

empanada tipiquísima

Sigue leyendo

Qué churro de pan

Como tengo la impresión de que siempre estoy fardando de los modelos que salen del horno, hoy he querido mostrar mis debilidades para así no resultar en exceso omnipotente. Por azares de la vida ha caído en mis manos un curso de dirección empresarial financiera y estoy flipando con el lenguaje  y expresiones que se han inventado ad hoc:  “vieja loca”, “perros rabiosos”, “vacas muertas”, bueno no sé si son exactamente así (me falta un décimo repaso) pero más o menos.  También hay niños en crecimiento y adolescentes revoltosos, nichos, fortalezas, amenazas, debilidades, oportunidades y mucho más. Ahora, la que para mi no tiene desperdicio es la expresión “coste de oportunidad”. La primera vez que escuché este concepto ya hace algunos años, casi me desmayo. Estos ingenieros financieros son tan listos que han encontrado la fórmula  mágica para ponerle precio a todo, no solo al aire que respiramos, como algunos comentan, sino también al que no respiramos.

Pan de trigo de masa madre algo desfondado

Sigue leyendo